¡Cultivos mutantes! Ahora, decilo en inglés

¡Cultivos mutantes! Ahora, decilo en inglés

Cultivos Mutantes es un gran pequeño juego que salió en el 2016. coproducido por Ok Ediciones y El Dragón Azul. Directo de la imaginación de Sebastián Koziner (con arte de Rocío Ogñenovich) el Cultivos nos trajo a la mesa local la mecánica de colocación de trabajadores y un tablero variable, mucha diversión y un juego de mecánicas modernas muy accesible y hecho en el país.

No voy a realizar una reseña del juego (tienen una hecha por Martín acá). Es uno de los nominados para el premio Alfonso al mejor juego del 2016 y está siendo jugado por clubes y familias a lo largo del país. Sin entrar en el tema del concurso (aunque soy de la opinión que es el claro ganador), éste juego cobró una importancia especial el 21 de marzo del 2017 cuando comenzó el kickstarter para financiar su versión internacional, en idioma inglés.

Para los que no estén familiarizados, Kickstarter es tal vez la página de financiamiento colectivo (crowdfunding) más importante del mundo. Se basa en ofrecer recompensas de diferentes niveles de precio a quienes aporten (en éste caso compren el juego) cierta cantidad de dinero, la cual será usada para realizar el proyecto. Si se junta la suma necesaria, el proyecto es exitoso, los fondos son erogados de las tarjetas de los contribuyentes y los productos son hechos realidad y luego enviados a sus nuevos dueños.

En el caso del Cultivos, ésto permite también mejoras sustanciales. El juego en sí es el mismo, pero gracias a la posibilidad de imprimirlo en cantidades mayores, puede incorporar varias mejoras, así como ofrecer una versión revisada de sus cartas y mecánicas. Entre las cosas nuevas se encuentran más cartas de acciones, una mayor cantidad de tokens y una mejora sustancial en su aspecto y calidad de componentes. Encima el envío a nuestro país (y realmente a todo el mundo) es verdaderamente barato, logrando posicionar al juego en un precio final de 25 dólares (al momento en el que escribo ésto, unos 380 pesos).

Ahora ¿por que nos debería interesar ésto? En primer lugar, es un juego Argentino producido en el exterior. Ésto quiere decir que fue elegido por una compañía extranjera que cree en el producto y en su realizador, reconociendo la calidad del juego y el trabajo de la persona que lo hizo posible. En segundo lugar, le da al mismo la posibilidad de acceder a un mercado mucho más amplio, trasladando con él su origen y su mensaje. Pero fundamentalmente es un juego que va a salir de un lugar pequeño y llegar a uno mucho más grande y es parte del proceso en el que los autores nacionales empiezan a integrarse al mercado internacional. De hecho, es el segundo juego que Sebastián publica en el exterior. El Oni fue el primero y fue financiado con éxito, también a través de ésta plataforma.

Me parece importante colaborar con el éxito de un juego, más uno que además es interesante y divertido. Yo tuve muy buenas experiencias jugando cultivos, incluso cuando me equivoqué y le cambié las reglas. Sugiero que quienes quieran visiten el Kickstarter. Incluso pueden bajar una copia para imprimir del juego, a ver si les gustan todas las mejoras que tuvo con respecto al original. Si tienen amigos en el exterior pueden comentarles también para que lo conozcan. Y si se lo pueden permitir, por que no apoyar todo éste movimiento comprando una copia, incluso enviándola de regalo a un amigo en cualquier parte del mundo (ya que el precio es el mismo y uno queda fenómeno).

La campaña cierra el 20 de abril del 2017, así que tienen tiempo para hacerlo. Y lo más importante: para difundir un juego local que es verdaderamente for export.

Buy national doña! In english!

(¡Compre nacional doña! ¡En Inglés!)

1

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*