La historia de Supergirl: Parte 2

La historia de Supergirl: Parte 2

En 1972 comenzaría por primera vez en la historia una serie regular de Supergirl; ésta ya no aparecería solamente como protagonista irregular de Action Comics y co protagonista de la serie de Superman, sino que contaría con un espacio dedicado enteramente a ella. En estos años Supergirl disfrutaría de una corta edad de oro dedicándose principalmente a aventuras románticas, trabajar como actriz de telenovelas, continuar ampliando sus conocimientos científicos y a visitar la ciudad reducida de Kandor con frecuencia.  Sin embargo, esta serie llevada a cabo por el dibujante Art Saaf (quien ya había trabajado antes en Supergirl y trabajaba frecuentemente en “comics para chicas” de la época) y Cary Bates (un guionista de primera línea que había trabajado mucho en Flash, Wonder Woman y el propio Superman) vería un final prematuro al #10, a poco más de dos años después de su debut. Ya para 1974 se publicaría el comic The Superman Family, el cual sería una amalgama de Supergirl, Superman Girl Friend Lois Lane y Superman’s Pal Jimmy Olsen (tomando la numeración de este último, que acabó en el #163 mientras que The Superman Family comenzó al #164).

En 1976 aparecería por primera vez Power Girl, quien sería su versión alternativa del universo de Tierra-2 (el universo dentro del cual habían ocurrido las historias de superhéroes desde 1935 a 1955, época en la cual Supergirl no había sido creada). En lugar de adoptar el alter ego de Linda Danvers, esta versión de Kara elegiría el nombre de Karen (mucho más cercano fonéticamente a su nombre kryptoniano) y evitaría usar palabra ‘Super’ en su nombre, así como su escudo familiar, con el fin de no aprovecharse de la fama de su primo. Este personaje alternativo sería inmensamente más independiente, fuerte y maduro que la original, pero sus apariciones serían tan limitadas como lo fueron la de todos los personajes exclusivos de Tierra-2. Casi de inmediato se le independizaría de su calidad de “versión de Supergirl” para considerarse un personaje completamente diferente.

Volviendo a la cronología principal, vemos a Supergirl desplazada nuevamente a segundo plano. Ahora ocuparía las páginas de la serie regular de su primo y The Superman’s Family; aunque también tendría numerosas apariciones en la Liga de La Justicia de América, pero todas estas menciones en suma difícilmente llegaban a alcanzar un promedio de tres apariciones por año. Durante este periodo consiguió sacar a sus padres de la Survival Zone, la cual era idéntica a la Phantom Zone (la dimensión de bolsillo en la que estaban encerrados Zod y compañía), con la diferencia de que el objetivo de ésta era funcionar como una suerte de arca en la que resguardarían sus vidas hasta que alguien encuentre un medio para sacarlos de allí.  También vacacionaría con frecuencia en el planeta Rokyn, lugar que habitaron los antiguos integrantes de la ciudad reducida de Kandor después de que esta pudiera recuperar su tamaño, el cual sería el hogar de sus padres biológicos.

No fue hasta 1982 que la protagonista volvería al foco de acción, comenzando una nueva serie regular y asentándose en la ciudad de Chicago.  Sobre esta línea serían introducidas varias figuras que años más tarde tomarían relevancia, como es el caso de Linda Danvers (quien posee su mismo nombre de civil): una réplica exacta de Supergirl creada para destruirla. Este personaje finalmente resolvería su independencia y sería reubicada de parte de la propia Chica de Acero en un sitio donde pueda estar a salvo y vivir una vida normal. La nueva serie contaría con un tono similar al de las aventuras de Superman, alejada ya de los romances de episodios autoconclusivos y sus experimentos extraños como genio científico, provocando que la popularidad de Kara escale de sobremanera hasta el punto que en el #20 sería erigida una estatua de la heroína en la plaza central de Metropolis. En este mismo año (1984) se estrena por primera vez un largometraje enteramente dedicado a Supergirl, la cual ocurre en el mismo universo que las películas de Superman de Christopher Reeve, para la cual pudieron conseguir a Marc McClure para que interpretara el mismo papel de Jimmy Olsen que había encarnado en la saga original del hombre de acero; esta película fue destruida por la crítica e incluso contó con nominaciones para el Peor Actor y Peor Actriz del año en el que fue estrenada; y a pesar de no haber generado un público de culto, la cantidad de material eliminado con la que ésta contó fue objetivo de curiosidad para la comunidad comiquera, puesto que se contaría con escenas en las cuales ella llevaría el traje propio de ese año (aquel que incluye una bandana roja que comenzó a usarse al #17 de la su nueva serie regular) en lugar del tradicional -más minimalista y con el que la mayoría nos imaginamos a Supergirl-.

Desgraciadamente, las cartas ya estaban echadas: la editorial había decidido que Supergirl moriría en Crisis En Tierras Infinitas. Los motivos fueron una suma de la inestable popularidad del personaje y su reciente explosión de popularidad, por lo cual convenía cerrar su ciclo de forma óptima; también existía la necesidad de desprenderse de muchos de los personajes infantiles que giraban alrededor de la familia Superman y Supergirl parecía caer dentro de ellos; finalmente, había un capricho para que Kal sea realmente el último hijo de Krypton y la existencia de Kara complicaba la veracidad de ese mote.  Así fue como en Octubre de 1985, en Crisis En Tierras Infinitas #7, dentro de una época donde los héroes muertos se mantenían muertos, Supergirl protagonizó junto a su primo una de las portadas mas desgarradoras de la historia del medio.

Para quienes no estén al tanto, el objetivo de la Crisis era unificar los diferentes y variados universos que componían al macroverso de DC Comics, de modo que Power Girl pasó a tomar un lugar cercano a Supergirl en la nueva realidad (ya no como prima de Superman, sino como descendiente de un hechicero atlante) mientras que esta última fue eliminada de la continuidad y de los recuerdos de todos -o casi todos- los personajes. La Chica de Acero original tendría una última aparición en un especial de navidad, durante el cual se presentaría como un fantasma ante Deadman.

Aún así, la necesidad de una Supergirl se hacía latente y en 1988 apareció de la mano de John Byrne aquella a la que conoceríamos como Matrix, “Mae” por los amigos. En un universo alternativo (sí, a dos años de cerrar el multiverso, ya estaban creando universos nuevos) Superman había muerto en su niñez temprana y un grupo de tres kryptonianos criminales estaban aterrando al planeta Tierra. Allí Lex Luthor crea un bio-organismo con la forma de Lana Lang, su verdadero amor; y con las cualidades del último hijo de Krypton; a las que se agregaban la invisibilidad, el cambio de forma y la capacidad de curar heridas con sus manos. Al ser insuficiente para derrotar a estos villanos, Lex Luthor crea un portal hacia el universo unificado de DC para que ella se ponga en contacto con Superman y lo lleve a su versión del planeta Tierra para luchar con estos agresores, lo cual resulta en un éxito parcial: el hombre de acero consigue eliminarlos (suceso que lo afectaría de forma permanente) pero ese Lex Luthor alternativo, junto con otros equivalentes a la Liga de La Justicia que componían a su resistencia, mueren ante los atacantes. Ya sin familia ni amigos, Matrix es llevada a la línea de tiempo regular donde pasa a ser criada por los Kent durante un breve periodo de tiempo. Para su desgracia, la habilidad de cambiaformas  se acopló con una crisis de identidad, provocando que asuma el aspecto de Clark; este pequeño incidente alertó y asustó a los ancianos Kent, provocando que ella abandone su residencia.

Durante varios años, Mae estaría buscando su lugar en el mundo e incluso llegaría a enamorarse de Lex Luthor (el de la línea de tiempo actual), con quien mantendría una relación estable -a pesar de los consejos de sus amigos- hasta descubrir que él estaba usando su material bio-orgánico para crear varios clones, los cuales exterminó al instante en un ataque de ira y procedió a terminar la relación. Todo este pequeño pero relevante arco ocurriría en una miniserie de cuatro números publicada en 1994.

Recién en 1996 comenzaría una serie regular auténtica, ahora con un añadido fundamental: Linda Lee Danvers, una persona individual y totalmente separada de Supergirl/Matrix, es rescatada por esta última y tras un fallido intento de curar sus heridas, se fusionan en un mismo ser. Esto provoca notables cambios en el personaje, no sólo estéticos (ella pasaría a tener un estilo más juvenil y de músculos menos marcados, además de un cabello lacio) sino psicológicos; si bien poseería los mismos superpoderes, ahora serían dos mentes tratando de congeniar en el espacio de una sola. Durante los próximos episodios veríamos tramas muy relacionadas a pérdidas de memoria, crisis de identidad y búsqueda interior; todo entre peleas contra espectros y demonios. Alrededor del #10 la serie comienza a tener dejos místicos hasta abrazar un nuevo tono por completo algunos números mas tarde, donde Linda desarrolla nuevos poderes como la creación de alas de fuego, lo cual la lleva a definirse como un ángel. Al mismo tiempo comienza a lidiar con otras supuestas criaturas sagradas semejantes (uno de ellos llamado “Comet” y con forma de centauro, quien está interesado románticamente en la heroína). No es hasta el número #50 que, en el climax del combate contra su enemigo de toda la saga llamado Carnivoro, Linda es separada de Matrix y recupera la totalidad de su personalidad original, adoptando el traje de la camiseta blanca y la minifalda que resultó tan característico del nuevo milenio y finales de los años ’90.

Con este mismo traje veríamos en 1998 a Kara In-Ze en la serie animada de Superman, la cual tendría lugar dentro del mismo universo que la posterior serie de JLU donde Kara también tendría un puesto semiprotagónico. Esta versión del personaje tampoco sería la prima biológica de Superman, sino una huérfana de un planeta vecino a Krypton llamado Argo. Al poseer capacidades y debilidades idénticas, Superman la entrenaría y la adoptaría como su prima.

Nuevamente, Supergirl volvería a la oscuridad durante años antes de reflotar a la acción en el 2004, donde la jóven Linda Lee Danvers y actual Supergirl encontraría la capsula estrellada de Kara Zor-El, la heroína que creíamos eliminada por la Crisis en Tierras Infinitas.

La Historia de Supergirl: Parte 1

1
Kevin Lippolis
Nacido en 1990 y nativo del oscuro barrio de Lanús. Técnico informático, escritor publicado, diseñador de juegos de rol, desarrollador de juegos de mesa, aficionado a los comics, administrador fundado de Protorol y amargado en términos generales. No le pregunten por videos bizarros o 'cringe', que tiene muchos.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*