This War of Mine – Cuando los juegos apelan a nuestra moral

This War of Mine – Cuando los juegos apelan a nuestra moral

This War of Mine: Vivir la guerra sin el show

Por Jimena Veronica

This War of Mine es un título indie muy recomendado por los seguidores del género, pero sobre el cual ronda el misterio. Los trailers son poco claros y exceptuando el hecho de estar seguros de que es un survival estratégico con administración, estaba claro que había que adentrarse directamente en la esencia para entenderlo.

Info Técnica (fuente: wikipedia):

Fecha de estreno inicial: 14 de noviembre de 2014

Distribuidor: 11 bit studios

Desarrollador: 11 bit studios

Modo: Videojuego de un jugador

Plataformas: PlayStation 4, Android, Xbox One, iOS, Microsoft Windows, GNU/Linux, Mac OS

NominacionesThe Game Award for Games For ChangePaszport Polityki w kategorii Kultura Cyfrowa

 

La estética opresiva no es casualidad.

Recuerdo que este juego me lo recomendaron mucho, pero siempre había algún otro título más grandilocuente ocupando mi tiempo. Hace poco le dí la oportunidad y lo cierto es que me sorprendió con creces. 11bit decidió recrear un juego inspirado en el estado de sitio de Sarajevo y pudo hacer algo mucho más grande que sólo una mímica de la realidad.

Juegos que generan sensaciones

Fue este juego en particular el que me llevó a replantearme el modo de abordar las reviews, porque empecé a comprender que en todos lados existen análisis técnicos: que tal los gráficos, quien compuso la música, como mejora el gameplay, cuántos premios tuvo, cantidad de bugs… cuando repentinamente empezamos a transitar un universo de juegos pensados para sentir, vivir y disfrutar. Marcarnos desde otro lado, algo que quizá vivió el mundo de las películas hace mucho tiempo atrás; pero que hoy por hoy le toca a los videojuegos dar ese gran paso. This War of Mine es uno de ellos.

Trazar una historia de dolor y supervivencia.

¿Qué pasaría si hubiera guerra civil en nuestro país?

Qué nos pasaría a nosotros? Y no lo pregunto desde la economía del país, la situación de los transportes, la educación… que le pasaría al individuo que queda atrapado en esa crisis? Por empezar, no sabría que hacer. Y de eso se trata uno de los factores fundamentales para jugar este juego que también es el más grande de mis consejos: No busquen tutoriales. El juego comienza íntegramente sin explicarnos absolutamente nada, somos nosotros, que manejamos a 3 personajes y no sabemos que tenemos que hacer. Buscar información nos quitaría la parte más importante de jugar este juego que representa exactamente intentar a duras penas sobrevivir en la guerra. Y no como soldados, como personas que necesitan alimentarse, cuidar su salud, elegir como prepararse para los fríos, protegerse de las amenazas, tomar decisiones éticas y morales… y por sobre toda las cosas: convivir en “armonía”.

Lo primordial en una guerra civil no son las armas y las balas. Es la salud y el hambre.

 

Los recursos raras veces sobran.

Quiero intentar no arruinarles la historia con spoilers, pero puedo decirles que este es un juego donde las peleas casi tienen un papel terciario. En una guerra civil nuestras vidas penderían de un hilo y por esto cada decisión que tomáramos estaría delicadamente pensada. Pero no hay tiempo para pensar, el día pasa y en ese momento tres personas a duras penas tienen que planear como alimentarse, como distribuir ese alimento, como prepararse para los contratiempos y posibles robos que incluso podrían desembocar en heridas leves o graves. El frío invierno se acerca, y mientras intentamos encontrar provisiones (que no siempre van a estar en una casa abandonada, porque a veces nuestra única opción es robar una casa de ancianos, y lidiar con la baja de moral que representa esa decisión) cada personaje presente en la casa vive su historia, la escribe e intenta sobrevivir acompañado de otras personas, que a veces pueden consolarlo, cuando muchas otras solo hablan para empeorar las cosas. La música de este juego está muy bien pensada y no es casual que hayan puesto especial empeño en ella, puesto que de alguna forma genera el ambiente que nos hunde aún más en la tristeza que define este juego: la cruda realidad contada desde el más simple de los gráficos.

Nuestros personajes se deprimen si hicieron algo que consideran moralmente incorrecto.

 

Llega la noche: quien duerme, quien vigila y quien sale a robar?

Este es un juego para jugar muchas veces; no sería nada sorprendente tener que volver a empezar una y otra vez, siempre creyendo que ya sabemos bien lo que hay que hacer… es cierto que cada historia aporta un poco más de experiencia para llegar al final de los días de supervivencia, pero todo puede cambiar con una sola decisión.

Muchas historias posibles

 

This War of Mine es una hermosa obra de arte, es una historia que contaremos nosotros mismos pero que está modelada en un formato de carencias: difícilmente logremos que todo funcione al 100%, que nuestros personajes pasen sus días sin frío, sin hambre y sin miedo. Cada historia de nuestros amigos, porque con el tiempo nos encariñamos con todos ellos… incluso con los más conflictivos, quedará plasmada en una línea de tiempo al final del juego. Aunque ya sabemos lo que sucedió, es tanto el empeño que ponemos por ellos, que en cada final de juego querremos leer que pasó y averiguar que sucedió con ellos después, si es que pudieron sobrevivir.

Opciones gestionables para experimentar más adelante.

Esta joyita debe tener como mucho unas 60 horas de juego, en caso de que quieras probar todas las historias. No es mucho pero considero que es un imperdible, quizá mi única recomendación: no lo jueguen un Domingo bajón de lluvia!

Posibles realidades

No dejen de contarme como vivieron la experiencia. Particularmente yo les puedo asegurar que esta vez, cuando escucho que alguna nación está cerca de vivir esta situación, me imagino en los cientos o miles de individuos pasando por situaciones como esta, el hecho de que haya sido un juego el que me hizo tomar consciencia de esto, es la clara representación de cuán lejos pueden llegar los juegos hoy.

3
Jimena Veronica

Astróloga, Geek, Gamer, Profusa detractora de las ciudades, Lectora, Música siempre que se pueda, Cinéfila de sillón. El trastorno de deficiencia de atención infantil todavía me dura hasta el día de hoy. Necesito hacer varias cosas a la vez.

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*